dom. Ago 7th, 2022

El Caballo de Troya

El 24 de abril de 1184 a.C., según la leyenda, los griegos toman la ciudad de Troya usando el famoso Caballo de Troya, un enorme caballo de madera que los troyanos tomaron como una señal de rendición del ejército griego y lo metieron tras los muros de los ciudad, esa noche los griegos, escondidos dentro del caballo, salieron y abrieron las puertas, Troya cayó ante el asalto de los griegos dando fin a la larga Guerra de Troya.

Según los poemas homéricos, La Guerra de Troya había durado 9 años, desde el momento en que los Aqueos declaran la guerra a los troyanos tras el rapto de Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta, por parte de Paris, que la robó y la hizo su esposa.

El motivo de la guerra fue Helena, hija de Leda, esposa de Tíndaro de Esparta, la cual se suponía era hija de Leda con Zeus que sedujo a Leda convertido en cisne, de esa unión nacerían cuatro hijos, dos varones y dos mujeres, que nunca se aclaró de quien era la paternidad, si de Tíndaro o de Zeus, excepto Helena que era reconocida como hija de Zeus.

Zeus destronó a su padre Crono y la ninfa Tetis le profetizó que tendría un hijo que lo habría de destronar igual que él a su padre y Crono a su abuelo Urano, por esa razón Tetis fue forzada a casarse con un mortal, el rey Peleo, de esa unión nace Aquiles que le profetizan que moriría joven en Troya, su madre decide bañarlo en las aguas del río de la Estigia en el inframundo para hacerlo inmortal mientras lo sostenía del tobillo.

A la boda de Peleo y Tetis asistieron todos los dioses excepto Eris, diosa de la discordia, que regaló una de las manzanas de oro de las Hespérides y dijo “para la más bella de las diosas”, Hera, Atenea y Afrodita la reclamaron para sí, Zeus decidió que como una de las diosas era su mujer y la otra su hija no podía ser juez, así que escogió al joven Paris para que escogiera, cada diosa le hizo una promesa para ganar la manzana, Hera le ofreció el poder, Atena la sabiduría y Afrodita el amor de la mujer más bella; Paris se decide por Afrodita y le entrega la manzana, tras lo cual regresa a Troya.

Mientras Helena se decidía para casarse entre sus muchos pretendientes, Odiseo decide hacer un juramento, que todos los pretendientes defenderían el matrimonio de Helena con su vida. Helena se decide por Menelao, él y su hermano Agamenón vivían en la corte del rey Tíndaro desde que su padre Atreo fue asesinado y usurpado en el trono por su hermano Tiestes y su hijo Egisto, Agamenón se casa con la hermana de Helena Clitemnestra, ambos hermanos aliados a su suegro recuperaron el trono de Micenas que fue tomado por Agamenón y Menelao hereda el reino de Esparta, Paris conoce a Helena que se enamora de él, la rapta y la lleva para hacerla reina de Troya, recordando el juramento los griegos se unen para pelear contra la ciudad amurallada.

Murallas de la ciudad en las ruinas de Troya, Turquía. Imagen Strandet en Freepik.es

En la Ilíada se narran los eventos en que muere Héctor, príncipe de Troya, a manos de Aquiles, hijo de Peleo. En la Odisea se narra el viaje de regreso tras la caída de Troya, de Ulises a Ítaca para volver con su esposa Penélope y su hijo Telémaco, los 20 años de su ausencia y la forma en que tuvo que enfrentar la ira de los dioses. Es en la Eneida de Virgilio que se narra la caída de Troya usando el caballo de madera y Aquiles muere al ser alcanzado por una flecha en el talón disparada por Paris.

En esta guerra entre dioses y hombres que inició Eris se habla de dos mujeres que son consideradas heroínas, aunque no era un término usando entonces, la astucia de Penélope, que engaña a sus pretendientes haciéndoles creer que se decidiría cuando terminara la mortaja del rey Laertes, conservando su fidelidad para su esposo Odiseo, Helena regresa con Menelao a Esparta, a su muerte es llevada a los Campos Elíseos junto a Menelao, en otras versiones, por tener hijos con Paris decide huir y las Erinías la enloquecen con la culpa hasta que provocan su suicidio.

Buen momento para leer el ciclo homérico de La Ilíada y la Odisea, y la Eneida de Virgilio.

Imagen portada de Brian Neises en Pixabay

Gracias por compartirnos en tus redes:
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments