lun. Oct 3rd, 2022

Experiencia gastronómica en la colonia Roma

Celebramos el mes patrio con una reseña gastronómica de Porco Roma, con sabor a mezcal.

En este artículo, queremos compartirles una más de nuestras experiencias en la colonia Roma, una de las más emblemáticas en la Ciudad de México, cuyo nacimiento data del año 1903, con una arquitectura única, un ambiente clásico y una magia inigualable que en la actualidad la ha convertido en un imperdible de la ciudad.

Como bien saben, somos amantes del buen comer y del buen beber, y nos emociona transmitir en cada artículo, las experiencias recabadas a lo largo de muchas visitas a lugares cuyo corazón no se mide por su tamaño sino por su esencia.

En las siguientes líneas les compartiremos nuestra aventura en el bar “Mestizo” en donde los creadores de este concepto, Gisela y Héctor, referentes de la vida nocturna en la colonia Roma y alrededores, nos reciben con un clásico mezcal de la casa, esta visita es prometedora.

Iniciamos nuestro recorrido con un ambiente relajado que nos hace observar de primera mano a una pareja degustando un “Paquete Scully”, el famoso combo de mezcal con cerveza, acompañado de unas rodajas de naranja espolvoreadas con chile tatemado y ajonjolí, estamos listos para adentrarnos a una experiencia diferente, observamos un espacio repleto de cuadros realizados por Héctor, un gran artista que se ha dedicado a decorar de forma única el lugar.

Si algo valoramos en cada visita a un espacio diferente es la gente, y en “Mestizo” nos encontramos a Gisela, quien siempre nos recibe con una gran sonrisa y una magia especial, esa buena vibra que te hace sentir en confianza desde el primer momento.

La historia de este gran lugar inició hace 16 años en un pequeño local que pasaba casi desapercibido en la calle de Chihuahua en la icónica colonia Roma.

De inicio, se creó con un concepto relajado y cómodo, un bar para pasar un buen rato y tomar uno de los “espirituosos” más solicitados hoy en día, el Mezcal, esa bebida que los dioses nos han regalado para festejar y para ahogar nuestras penas, porque como dice el dicho “Para todo mal Mezcal y para todo bien también, y si no hay más remedio, que sea un litro y medio”.

Cabe mencionar que este lugar es parte fundamental en la formación de nuestro concepto Porco Roma, en donde Alejandro Ortiz, inició y desarrolló su talento como mixólogo.

Pero continuemos con la evolución e historia de tan entrañable lugar. Al paso de los meses de abrir este concepto, el “Mestizo” se convirtió en ese bar al que te gusta regresar, el que se convierte en parte de tu vida, aquel que sin duda recomiendas a tus amigos, ese espacio que te hace sentir parte de una comunidad fiestera, de una hermandad, en donde simplemente te sientes genial.

Su magia siempre se ha hecho presente desde que pones un pie en él, en sus inicios eras recibido por una gran barra de mosaicos de vidrio, iluminados por focos de diferentes colores, el talento de Héctor se hace presente en cada uno de los espacios con su arte, mismo que se puede apreciar con la compañía de un delicioso mezcal y algunas botanas.

Las ampliaciones al lugar no tardaron mucho, en pocos meses pasó de ser un bar más de la colonia Roma a ser el bar que todos querían conocer, regresar y pernoctar. Los “after” en este lugar son legendarios, aún después de 15 años se siguen contando anécdotas de aquellos días, vivencias que quedarán en la memoria de los afortunados que tuvimos la suerte de vivir aquellas legendarias fiestas mestizas algunos años atrás.

Todo negocio así es digno de crecer, y así ocurrió, este concepto llegó al punto donde el lugar ya no se daba abasto, y como todo buen proyecto, creció y abrió una sucursal, el “Mellizo”, ubicado en una de las principales avenidas de la colonia, la avenida Álvaro Obregón, en un lugar mucho más grande y con una ubicación privilegiada.

Poco tiempo después, el “Mestizo”, cambió de ubicación a una casona en la calle de Zacatecas, el lugar favorito de Gisela, cambio tras cambio, los llevó a su ubicación final y actual, la avenida Yucatán 28, casi esquina con Insurgentes (tomen nota, les aseguramos que su esencia los cautivará).

Es digno de reconocer la evolución que han tenido sin perder la tradición e historia con el paso de los años. La energía característica de sus fundadores le imprime al lugar ese ambiente de rebeldía y resistencia que te hacen sentir parte del concepto.

Todo el mezcal que se consume en el “Mestizo” tiene procedencia oaxaqueña, totalmente artesanal y con la garantía que nos brinda Héctor de ofrecer a los clientes las combinaciones más exóticas.

Renovarse o morir, frase que describe perfectamente este sitio, por lo que cada 2 ó 3 meses, el lugar nos presenta nuevas combinaciones de mezcal, lo que significa que nunca te aburrirás de visitar el espacio, pues siempre te presentarán una sorpresa distinta, con diferentes aromas y variados sabores y mezclas.

En esta visita sabatina que nos ha permitido tener una charla con sus creadores y revivir sus orígenes, nos encontramos con un mix de mezcal espadín y coyote, el primero un agave doméstico, el segundo un agave silvestre, un golpe exquisito y diferente a nuestro paladar, no hay nada mejor que degustar un mezcal aromático de notas amaderadas y ahumadas, que en primer instancia hace que nuestra lengua perciba el dulce del agave, en la parte media nos inundan los sabores de la cocción, percibimos la leña del horno de piedra y por último, el sabor amargo resultado de la destilación del silvestre agave coyote, humo de leña , pasto oaxaqueño y raíces con sabores que dominan en la exótica combinación del coyote y espadín.

No podemos continuar esta degustación sin antes consentir a nuestro estómago con el exquisito menú del día, el cual consta de: consomé de pollo con verduras y un toque de chipotle, arroz, pescadillas perfectamente sazonadas, acompañadas de aguacate.

La hermosa ciudad de México es un lugar en el cual todos los días puedes disfrutar de un poco de fiesta, de un trago, de un relax, y “Mestizo” no es la excepción, si visitas el lugar entre semana encontrarás un menú del día que diario tendrá una propuesta diferente a tu paladar, por ejemplo: el clásico jueves de “mole de olla”, platillo típico mexicano.

Visitar el “Mestizo” es adentrarte a un restaurante bar, antojería, mezcalería, galería, todo en un mismo lugar, que será un deleite a tus pupilas, paladar y mente, en Porco Roma estamos convencidos de que la atención es un factor indispensable para generar una grata experiencia, es por ello que te garantizamos que en tu visita, saldrás con dos buenos amigos, Gisela y Héctor, que siempre te recibirán con los brazos abiertos, con una sonrisa en el rostro y con un caballito de mezcal en la mano.

Te invitamos a conocer este gran espacio y apoyar el talento y emprendimiento mexicano, así como la fortaleza que caracteriza a los creadores del concepto, visitando su facebook: Mestizo, La Revancha!

Vive otra gran experiencia de Porco Roma con el articulo sobre cantinas tradicionales de nuestro centro histórico de la Ciudad de México:

Imágenes: Equipo Porco Roma.

Facebook: facebook.com/porco.roma

Instagram: @porcoroma

Gracias por compartirnos en tus redes:
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments